Occidenteasociacion's Blog


LA IZQUIERDA Y LA VICTIMIZACIÓN EN LA HISTORIA.
26 octubre 2009, 21:18
Filed under: Uncategorized

ARTICULO EXTRAIDO DE: FORMACIONES

Chavez-libro-Obama

 

La histórica fecha que se aproxima es sin lugar a dudas el referente máximo en la configuración de la psiquis de la izquierda latinoamericana. Es en el mes de octubre donde se pone en funcionamiento todo el aparato cultural que se encuentra desde hace años dirigido a la reproducción de ese estado psíquico y colectivo al que podemos llamar victimización. No habrá mucho lugar al festejo, sino para el repudio y el recuerdo de un “genocidio”. Pero el Descubrimiento y posterior conquista del continente americano son para la izquierda, únicamente el punto de partida de una larga historia de abusos, crímenes y despojos que hacen de la víctima un elemento de continuidad a lo largo de los siglos, creando un elemento social determinado al sufrimiento. Esta concepción de la victimización ha calado hondo en la mentalidad colectiva de nuestros países gracias al accionar cultural de esta misma izquierda latinoamericana y ha hecho de ella, su verdadero “lei motiv”.

La victimización como recurso, la venganza como método.

El conocido jurista peruano Ariel Alejandro Tapia Gómez sostiene que la contextualización sociológica de la victimización desentraña a la misma como proceso social de segregación, marginalidad y vulnerabilidad, donde las leyes darwinianas son la regla común, en el sentido de que la elección de las víctimas es siempre en ámbitos de los más débiles y desaventajados. Pero, esta relación  – continúa Tapia- no es sostenible desde del punto de vista moral: no puede el abuso ser la clave del éxito. Y, por lo contrario, las víctimas resultan ser el referente ético del tipo de sociedad. Una sociedad pretenderá ser menos o más justa según sea su forma de trato con sus victimas. No por ello, los grandes líderes del irenismo, pacifismo y similares, afincan su moral en su condición de víctimas: Mahatma Gandhi, Luther King, los pueblos indígenas, las mujeres, los niños, los pobres del mundo, etc. Del estudio conceptual histórico-analítico podemos establecer que la izquierda latinoamericana establece y aplica el modelo utilitario de la victimización. Es el de la victima sacrificial que debe resignarse y superar su dolor en razón del grupo social que se beneficiará de las ventajas de esta posición (el Imperio español primero, la Iglesia, los grupos dirigentes, etc.). En esta categorización cabe a la perfección la descripción tan poco histórica y tanto ideologizada del Descubrimiento del Nuevo Mundo.

Pero ¿Qué sucede cuando la victimización es encarnada desde el plano ideológico? Las víctimas pasan a ser sinónimo de venganza. Podrían enumerarse un sin fin de ejemplos que nos llevan a establecer este comportamiento estandarizado al que estamos tan acostumbrados y del que el conocido “Las venas abiertas de América latina” (1971) de Eduardo Galeano es la representación máxima en el imaginario progresista.  Sea en Uruguay, Argentina, Venezuela o Centro América, el patrón es siempre el mismo. Se establece una penuria extendida en el tiempo a la que inevitablemente deberá llegar una solución, o mejor dicho, una liberación. Ante el yugo, no queda más recurso que la violencia, de ahí que observemos como esta ideologización de la víctima desemboca irremediablemente en la venganza. El espíritu de venganza ha sido siempre  extraño al sentir de la larga trayectoria valórica occidental. El mismo no ha sido un tema común ni recurrente de la literatura hispánica ni anglosajona, y cuando esta ha surgido lo ha hecho de forma anecdótica. La izquierda establece entonces una fundación valórica sobre este espíritu novedoso y consecuente: el valor de la venganza.

Un justificativo y mil defectos. La teoría del buen salvaje.

No es nuevo ni novedoso que la historia de nuestro continente sea interpretada y escrita desde fuera del ámbito académico. Desde muy temprano en el tiempo, ha sido el periodismo  o las iniciativas personales de algunos aventureros los agentes a los que se ha brindado la potestad de escribir la historia. En países como los nuestros en los que la inversión estatal en investigación es un “gasto innecesario”, el espacio es cubierto inmediatamente por los siempre oportunos francotiradores. Si de por sí, esta realidad poca luz arroja a los datos necesarios para enfrentar un análisis profundo y veraz de los hechos, menos aún colaboran la tendenciosidad y la falta de datos en manos de personas comprometidas con el activismo ideológico, siempre destinados a ser los portadores de la hegemonía cultural.

Si de victimización se trata, la izquierda nos recuerda generalmente, los abusos de los conquistadores a un límite insospechado de crueldad y ambición económica. Pero omite por completo describir la férrea estratificación social de la vida precolombina en estas tierras y sus brutales consecuencias. En el plano de la victimización, el discurso progresista anula las responsabilidades llevando la discusión a lo que Francisco Pestanha define como  dispositivo de transferencia, tendiente a invertir la condición de victimario en la de víctima.

Muy a pesar de que la historiografía actual haya llegado al consenso de que las cifras estruendosas de pérdidas humanas posteriores a la conquista del continente se debió a la propagación de las enfermedades venidas del Viejo Continente, nada dicen de esto los analistas del sistema hegemónico. Ni un ápice se menciona en la escatología izquierdista acerca de las incontables alianzas de un Hernán Cortés con poblaciones mejicanas-Totonacas, Tlascaltecas y otros-, que luego de las fatídicas “Guerras Floridas” iniciadas por los Aztecas, encuentran en los recién llegados del mar, una posibilidad de liberación del yugo imperial. Cuando se realizan referencias a los pobladores de la América prehispánica se enumeran ingenieros, arquitectos, escultores, cirujanos, astrólogos y “salvajes de la edad de piedra” como si esto último les incorporara el atributo de aquel “buen salvaje” tan caro a la literatura iluminista. Pero brillan por su ausencia la explotación sistemática de las minas de metales preciosos por parte de los imperios precolombinos y la utilización de mano de obra esclava para tal fin, la búsqueda incesante de tribus vecinas que subyugar y las negociaciones de los emperadores americanos con pueblos vecinos. Menos aún se catalogan los millares de sacrificios humanos y la muerte de cientos de niños en manos de los sacerdotes precolombinos. Un siglo de imperio incaico y otro azteca parecen haberse forjado en base a la labor de una larga lista de humanistas, filántropos y pacifistas. La idealización del americano  producto de la teoría de la victimización es el punto de partida de todo discurso.

¿La memoria como historia?

Según afirmaciones del mismo Eduardo Galeano: “soy un escritor que quisiera contribuir al rescate de la memoria secuestrada de toda América, pero sobre todo de América Latina, tierra despreciada y entrañable”. El recurso a la memoria para escribir historia nos es cada día más familiar. Pero muy a pesar de las pretensiones de fuente fiable que quiera atribuírsele a esta función cerebral sujeta a errores inconmensurables, la historia no puede ser jamás la acumulación de “memorias” sino el resultado final de la constatación de fuentes empíricas y datos concretos a través de una metodología precisa. De ahí se desprende que por más onírica que resulte la propuesta memorística, carecerá de la más mínima seriedad académica – o dicho de otro modo – de toda fiabilidad.

Y es que cierta izquierda sencillamente desea pontificar, de ahí que en sus análisis e investigaciones no haya el más mínimo atisbo de problematización de la historia ni objetividad mínima, ni reparto de responsabilidades, porque su intención no es conceptualizar sino compilar “memorias” todas ellas convenientes a sus intereses ideológicos.

El mejor antídoto contra la victimización y toda desvirtualización de la historia se encuentran en primer lugar en el apego de esta disciplina como actividad intelectual, metódica y procedimental; en segundo lugar reconocer el ejercicio de las responsabilidades colectivas, sin desconocer como es justo, la posibilidad de la injusticia siempre presente, pero sin que esta llegue a obrar como legitimación de la inmovilidad y la victimización, propensas siempre a negar la prioridad de la coherencia.

GERMAN SAINZ

 



Video documental sobre el descubrimiento de América
25 octubre 2009, 16:18
Filed under: MULTIMEDIA

PARTE I

PARTE II



12 de Octubre de 2009
22 octubre 2009, 14:28
Filed under: Uncategorized

IMÁGEN Y TEXTO EXTRAIDOS DEL BLOG DEL ESCRITOR ARGENTINO JUAN PABLO VITALI

20091014214221-pizarro

Los hombres mutan en las travesías. Océanos azules, tierras yermas, selvas vírgenes, desiertos extenuantes.

Necesitan oro para solventar empresas. Pero el oro es siempre menos que la sangre. Es un medio, no un fin. El acero es el fin, y a veces también el principio. Las estatuas de los antiguos dioses son de acero, como las de las vírgenes y los santos. Los barbados rostros son ídolos de los dioses, sus dilectas creaturas combatientes.

Caudillo es un nombre antiguo, el más sagrado y claro nombre de la estirpe. Caudillos de caudillos arrastran el barro primigenio, la materia que arde, la conquista que jamás se justifica porque para justificarla, se ha arrojado la sangre sobre el rostro del miedo.

Es Octubre y en las aldeas de España, esperan los niños bajo el sol. Esperan el regreso de las velas desplegadas. Ellos se irán de sus casas de piedra. Preferirán la muerte, la gloria, la ardua guerra en la que rendirán cuentas a Dios sin ningún intermediario. España no necesita intermediarios. Sus mesnadas son en sí mismas el mensaje divino. Porque Dios quiso a Grecia, a Roma, a los Godos y a los Celtas del otro lado del mar, en un nuevo mundo transeuropeo, trasmutado en caminos donde no todos los europeos podrán llegar, sino unos pocos, sangrantes conquistadores con su mensaje de acero, de sangre y semen trasmutando la continuidad de la raza.

¡Gloria a España que se está muriendo! Nosotros los salvajes niños de las lejanas aldeas, esperamos su resurrección. Pero si no resucitare no importa. La sangre arde donde la modernidad es todavía débil: en la furia del principio, de cuando los españoles eran griegos, íberos, celtas, romanos, y sin ningún complejo ni justificación, ejercían la ley antigua y natural de la conquista.



Reseña de la conferencia: “El descubrimiento de América: el impacto cultural de la conquista y sus actuales derivaciones político-ideológicas”
21 octubre 2009, 0:10
Filed under: CONFERENCIAS, EVENTOS

PIC_0315

 El viernes 16 de Octubre, a las 20:00 hs, en el CEI, se desarrolló lo que fue la última conferencia del ciclo 2009 de la Asociación Cultural Occidente en Maldonado. El Profesor Raúl Verderosa, nos ofrecería una disertación académica sobre el tema que nos convocaba.

El conferencista empezó desmitificando la tan mencionada “leyenda negra”, diciendo que era más un arma política que un hecho real; usada primero por los dominicos como Fray Bartolomé de las Casas, Holanda y sus ansias de independencia de la égida de Felipe II, luego por los iluministas para legitimar la idea de la existencia del “buen salvaje” y por último por los indigenistas para argumentar la existencia del tercer mundo debido a un saqueo de recursos que se sigue dando hasta hoy en día. Todas esas versiones tienen una visión en común: el europeo es malo.

Raúl Verderosa matizó todas esas concepciones típicas de estos días y faltas de aval historicista para darle un tinte más objetivo al fenómeno histórico de la conquista:

“No fue ni la leyenda rosa ni la leyenda negra” exclamó en un momento de la ponencia.

Tras las explicaciones de lo anteriormente dicho, siguió exponiendo que el habitante nativo o aborigen americano no era el “buen salvaje” de Rousseau: los grandes imperios mayas, incas o aztecas funcionaron gracias a la esclavitud de otras tribus menores; hecho sensacionalmente ilustrado en el film de Mel Gibson “Apocalypto”.

Por lo tanto, demostró el carácter innato y universal de los imperios y la guerra en la naturaleza humana.

En cuanto a los diversos enfrentamientos bélicos entre españoles y aborígenes, dice la “Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España” de Bernal Díaz del Castillo en el capítulo II, que narra el descubrimiento de la provincia de Yucatán:

Llegados los indios con las diez canoas cerca de nuestros navíos, con señas de paz que les hicimos (…).

Y yendo de esta manera, cerca de unos montes breñosos comenzó a dar voces el cacique para que saliesen a nosotros unos escuadrones de indios de guerra que tenía en celada para matarnos; y a las voces que dio, los escuadrones vinieron con gran furia y presteza y nos comenzaron a flechar, de arte que de la primera rociada de flechas nos hirieron quince soldados; y traían armas de algodón que les daba a las rodillas, y lanzas y rodelas, y arcos y flechas, y hondas y mucha piedra, y con sus penachos; y luego, tras las flechas, se vinieron a juntar con nosotros pie con pie, y con las lanzas a manteniente nos hacían mucho mal.

Este fragmento explicita esa objetividad que es menester tener al analizar hechos históricos tan escabrosos, tan modificados por ideologías políticas actuales: por la hegemonía cultural ejercida desde la izquierda.

PIC_0314Como siempre, nos interesa agradecer a toda las personas que han hecho posible nuestras actividades durante este año: a nuestro fiel público, a Juan Pablo Vitali, Horacio Verzi, Diego Pereira, Raul Verderosa, a los amigos de Formaciones, a la Red Comunitaria, a Juan Carlos Araujo, a Leandro Scasso, al instituto CEI, a los medios de comunicación locales que amablemente nos han permitido dar difusión a nuestros eventos, y a todos aquellos que de una forma u otra han sido parte de la Asociación Cultural Occidente

En el correr de este mes publicaremos artículos y videos, algunos enviados a nuestra casilla de correo y otros publicados en páginas amigas, con motivo del descubrimiento de América.




“El descubrimiento de América” – El impacto cultural de la conquista de América y sus actuales derivaciones político-ideológicas.”
10 octubre 2009, 18:16
Filed under: CONFERENCIAS, EVENTOS

Así se se titula la próxima conferencia de la Asociación Cultural Occidente a la cual invitamos a todos a asistir.

La cita es para el viernes 16 de octubre a las 20hs en la sala de conferencias del instituto CEI. (Arturo Santana y San Carlos) Maldonado.

Expone: Profesor Raúl Verderosa.

Entrada libre.

ACO afiche IX



Homenaje al compositor ruso Dimitri Shostakóvich.
21 septiembre 2009, 22:03
Filed under: BIOGRAFIAS
Dimitri Shostakovich

Dimitri Shostakovich

La A.C.O quiere recordar, en este mes de Setiembre, a uno de los más grandes compositores de música clásica (otros prefieren denominarla “culta”, creando una dialéctica con la música popular) del siglo pasado: Dimitri Shostakóvich.

Nació en San Petersburgo el 25 de Setiembre en 1906 y murió en Moscú el 9 de Agosto de 1975.

Tuvo fuertes problemas para que su música fuera escuchada en Rusia y para que saliera al exterior puesto que sufrió una fuerte censura por  parte del  régimen soviético, quien como en innumerables casos, en su afán homogeneizante, totalitario y materialista, silenció e incluso asesinó a miles de artistas y escritores. Ya en 1936 y en 1948, el órgano de prensa soviético Pravda, rezaba que la obra de Shostakóvich era  una “decadente manifestación de formalismo tradicional y de caos musical”. La obra es calificada de “vulgar” y “gratuitamente violenta (!)” Viva muestra de la intolerancia y el odio que históricamente el comunismo a demostrado hacia aquellas manifestaciones  artísticas que ennoblecen el espíritu humano.

En materia musical, su obra es un híbrido entre el vanguardismo y el romanticismo tardío, influenciado en Mahler. Otros artistas que pudieron tener repercusiones en él son Stravinski y Mussorgsky, dejando sus tintes de música tradicional rusa.

Es realmente interesante el manejo que Shostakóvich presenta de las variaciones tonales, pasando de momentos realmente emotivos y suaves a momentos tensos y con predominio de las notas graves; sin mencionar los pasajes de atonalidad que tan bien sellan sus obras.

Entre otras cosas, compuso 15 sinfonías, 15 cuartetos de cuerdas, 6 conciertos, varias óperas, música de cámara y música para cine.

He aquí el movimiento Intermezzo del quinteto para piano y cuerdas Op.57, interpretado por el cuarteto de cuerdas argentino Numen y la pianista Elisa Schulthess:



Video de la conferencia “Las venas taponeadas de América Latina”
12 septiembre 2009, 18:19
Filed under: CONFERENCIAS, EVENTOS, MULTIMEDIA

Lo prometido es deuda. Aquí les dejamos el video de la conferencia realizada el pasado mes de agosto en el Ateno de Montevideo, a cargo del profesor Diego Pereira.

Para quienes lo deseen, también hay disponible un resumen escrito de la ponencia el cual pueden solicitar enviandonos un mail a nuestra dirección de contacto.