Occidenteasociacion's Blog


Chesterton y la dualidad
2 diciembre 2009, 16:38
Filed under: Chesterton, DESCARGA LIBROS

Stevenson debe haber sido quien inspiró a Chesterton para que éste pudiera crear un personaje que encerraba en sí mismo una metáfora de la dualidad “bien” y “mal”.

En El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, publicada en 1886, Stevenson logra personificar al bien y al mal en un científico con doble personalidad.

Es desde este precedente histórico que podemos entender El hombre que fue Jueves, publicada en 1908 y escrita por Gilbert Keith Chesterton.

Domingo, una especie de Dios-Diablo en uno solo, es el hereditario del personaje dual de Stevenson.

También aquí, habiendo superado el realismo del siglo XIX, las novelas de principios del siglo XX apuntaron al planteamiento de problemas filosóficos y al análisis psicológico de los personajes.

Syme, el personaje principal, al estilo del posterior Padre Brown (y del muy posterior Guillermo de Baskerville, de Eco), es el investigador-espía-filósofo; el héroe que comenzaría a prevalecer en algunas novelas de esta época.

Católico, gordinflón, amante del buen vino y de los placeres simples de la vida, hombre que, a pesar de todo, pone delante de todo, los valores y la palabra empeñada.

Luego de la Revuelta de Haymarket, en 1886 en EEUU, los movimientos y manifestaciones anarquistas, aunque nunca de una relevancia importante, comenzaron a darse a luz en el mundo. Con ellos, empezó una especie de terror a cualquier posible golpe de izquierda en Europa. Este miedo fue uno de los motores que promovió a Chesterton a escribir la novela; si bien tiene propósitos más filosóficos (como ser metáfora del universo, la naturaleza y la existencia del hombre), e incluso mítico-religiosos (mimesis de episodios bíblicos); propone la dualidad humana, que podríamos plantear en hombres en contra de la humanidad (serían estos los utopistas, la izquierda en general) y los hombres a favor de la humanidad (estos serían los hombres de sentido común, conservadores y tradicionalistas).

Una excelente novela, que plantea una interrogante (o más bien una discrepancia) a la posibilidad del poder que intenta eliminar el poder, el poder que no quiere ser poder, que se odia a sí mismo.

En este sentido, se podría hablar de una novela futurista o predictiva.

Para leer la novela haga clic Aquí

Anuncios